Sin Preservantes

Independientemente a su calidad y eficacia terapéutica, otro requisito muy importante de los productos oftálmicos que se fabrican en frascos multidosis, lo constituye su esterilidad por lo que se le adicionan diversos conservantes y agentes antimicrobianos conocidos como PRESERVANTES.

Estos PRESERVANTES cuando se aplican conjuntamente con el principio activo de forma prolongada y/o crónica pueden desencadenar cuadros alérgicos u otros efectos secundarios.Ante esta disyuntiva, nuevos avances en tecnología e investigación farmacéutica han desarrollado la fabricación de otras opciones de tratamiento que pueden contrarrestar estos efectos no deseados en el tratamiento crónico oftálmico:

  • En frascos multidosis pero con preservantes que permanecen por menos tiempo en contacto con el epitelio ocular reduciendo de manera considerable los efectos secundarios anteriormente mencionados.
  • En viales de dosis unitaria LIBRE DE PRESERVANTE, (como lo es el caso de FLORIL EN OCUVIAL) que se han constituido sin lugar a dudas en el último adelanto para este fin reduciendo significativamente el riesgo de los efectos secundarios mencionados en los tratamientos oculares crónicos (alergia, glaucoma y ojo seco). Este beneficio de producto LIBRE DE PRESERVANTE también se ha incluido en la formulación de los descongestivos ante la hiperemia o también conocida como Ojo Rojo. Sin embargo será MUY IMPORTANTE TENER PRESENTE que una vez utilizada y aplicada la dosis recetada, el vial se debe ELIMINAR así haya quedado contenido en el mismo, para evitar complicaciones, abriendo otro vial para la próxima dosis.
  • El apoyo terapéutico en las enfermedades oculares necesarias de prescindir de formulaciones con preservantes.
  • La estabilidad de todo el contenido al proteger lo de alguna posible contaminación.
  • La posibilidad de uso hasta la fecha de caducidad indicada para todo el contenido de los viales de dosis única (economía).
  • Evitar los gastos derivados de otras complicaciones (alergias) sobre todo en los casos de uso prolongado o crónico.
  • La imposibilidad de adulteración.
  • Mejor dosificación y control de las instilaciones (conteo de viales utilizados).

Este tipo de tecnología puesta ya en marcha por LABORATORIOS LANSIER, para varios de sus productos entre ellos FLORIL, constituye un importante aporte en el tratamiento de diversas afecciones oculares, sin embargo LO IMPORTANTE DE LA PREVENCIÓN SE DARÁ CON LA NECESARIA VISITA PERIÓDICA A UN ESPECIALISTA OFTALMÓLOGO, quien es el mejor aliado para cuidar o mantener su salud ocular y ofrecerle información sobre estos productos LIBRES DE PRESERVANTES.